LÁSER PODOLÓGICO S30 PODYLAS™

intermedic13

Es una unidad láser de 1064nm de 30W de potencia con tecnología de última generación, que sirve para el tratamiento de:

  • Onicomicosis o hongos en las uñas
  • Verrugas plantares y papilomas
  • Terapia analgésica y antiinflamatoria (LOW LEVEL LASER THERAPY)

DISMINUYE EL DOLOR HASTA DESAPARECER EN VARIAS SESIONES

Util en fascitis plantares, metatarsalgias, tendinitis, capsulitis, espolones, neuromas de Morton, hallux valgus conocidos como “juanetes”, helomas neurovasculares, queratosis plantar intratable, recuperación postquirúrgica, y otras alteraciones dermatológicas de los pies:

La onicomicosis, conocida comúnmente como hongos de las uñas, es una infección fúngica en las uñas de los pies, que afecta a un porcentaje elevado de población. El principal causante de esta infección son los dermatofitos, un tipo de hongo que distorsiona el color, la forma y el grosor de la uña, llegando a destruirla por completo, si no se toman medidas para combatirlos.

Hasta hace poco las opciones de tratamiento se limitaban a cremas y lacas  tópicas  de resultados lentos y discretos y a la toma de medicación oral con efectos tóxicos. Hoy en día, los avances en la tecnología médica nos permiten contar un método nuevo y eficaz: la unidad láser S30 PODYLAS™, que trata los hongos de las uñas de forma rápida, segura y sin efectos secundarios.

¿Cómo funciona el tratamiento con láser?
El S30 PODYLAS provoca un efecto térmico controlado que elimina las infecciones micóticas de las uñas de manera eficaz. Los pulsos de luz láser penetran a través de la uña, aumentando rápidamente la temperatura de los microorganismos y llegando a los hongos más profundos, sin dañar los tejidos circundantes.
La erradicación de la infección no lleva siempre asociada la desaparición de la distrofia ungueal, ya que esta puede ser debida a traumatismos previos o a enfermedades no fúngicas. Los objetivos del tratamiento de la onicomicosis son la curación micológica y la recuperación clínica de la uña. Hay entre un 20-25 % que nunca llegan a curar por la coexistencia de micosis en la piel y necesitarán más revisiones para mantenerlas sanas una vez concluido el tratamiento inicial.

¿Qué se siente durante el tratamiento y en cuantas sesiones?
El procedimiento es cómodo e indoloro; se puede notar cierta sensación de calor en la uña. Por lo general se recomienda realizar 4 sesiones, con duración de 15-20 minutos para  la erradicación del hongo. En algunos casos es necesaria la valoración de un segundo ciclo de sesiones. Todo depende de la valoración del profesional.

¿Tiene efectos secundarios?
No, el tratamiento con S30 PODYLAS™ es seguro y no tiene ningún efecto secundario..Esta contraindicado en embarazadas, pacientes portadores de   marcapasos y pacientes  que tomen  drogas fotosensibles.

¿Cuándo podré volver a mi actividad normal?
El retorno a la vida cotidiana después de una sesión de tratamiento es inmediato.

¿Pueden volver a reaparecer los hongos?
Las uñas tratadas mostrarán una mejoría a las pocas semanas después del tratamiento, aunque será necesario seguir unas pautas de cuidado que le recomendará su podólogo para evitar una posible reaparición de los hongos.

¿Puede haber recaidas?
Las recaídas tras el tratamiento son frecuentes y pueden ser debidas a una reinfección o a uña erradicación incompleta del hongo original o no seguir las pautes marcadas por el podólogo. Una uña tarda en crecer de 12 a 15 meses por los que los resultados no serán visibles hasta pasado tres meses después de la última aplicación de láser. Al finalizar el tratamiento e incluso durante la duración del mismo la uña puede reinfectarse

Por este motivo es MUY IMPORTANTE SEGUIR LAS SIGUIENTES RECOMENDACIONES:

  • El desarrollo del hongo se ve favorecido por un ambiente húmedo y a temperaturas un poco inferiores a 37º C. Por este motivo es importante evitar la hiperhidrosis (exceso de sudor) durante y después del tratamiento.
  • Usar calzado y calcetín adecuado (fibras naturales algodón, lana) con el fin de evitar la maceración de la piel y el traumatismo de las uñas.
  • Evitar uso cotidiano de calzado deportivo.
  • Adecuado lavado y secado de los pies, especialmente espacios interdigitales. El lavado de pies se realizará en último lugar y siempre con jabones ácidos antisépticos (ph 7 o mayor).
  • Airear lo máximo posible los pies. Son de utilidad los baños de sol.
  • Desinfección de calzado y plantillas. Aplicando directamente polvo o aerosol o introduciéndolo en sistemas de desinfección del calzado.
  • Recordar que el hongo no sólo se transmite por contacto directo sino también por toallas, sábanas y ropa. Por eso es importante desinfectar con regularidad toallas.
  • Evitar el uso de instalaciones como gimnasios, piscinas o saunas sin las medidas de protección (zapatillas, patucos).
  • Evitar los cosméticos fuertes.
  • No utilizar material de manicura/pedicura en uñas infectadas o con sospecha de estar infectadas.
  • A fin de evitar recidivas y fracasos terapéuticos el paciente debe continuar el tratamiento indicado por el podólogo durante el tiempo indicado, aun cuando hayan desaparecido los síntomas desagradables que le producía la lesión.

El tratamiento laser es altamente eficaz entre 1 y 4 sesiones. Está indicado el láser PODYLAS S30:

  • Tratamiento de las verrugas.
  • Verrugas resistentes a otros tratamientos.
  • Verrugas situadas en regiones anatómicas que de difícil acceso.
  • Casos de verrugas múltiples.
berruga

Las verrugas plantares son lesiones dolorosas causadas por el virus del papiloma humano (VPH Tipo 1), que aparecen en número variable en las plantas de los pies (en ocasiones se agrupan dando lugar a verrugas en mosaico), con aspecto similar a los callos. También pueden aparecer en los dedos de los pies. Cuando crecen en los puntos de apoyo del pie, las verrugas plantares suelen estar revestidas de una capa de piel muy dura formando una placa compacta hundida dentro de la piel a causa de la presión. Estas verrugas producen puntitos negros en el centro, igual que en el caso de las verrugas comunes.

El láser es una de las herramientas de tratamiento más rápidas, cómodas y efectivas para las verrugas plantares. El procedimiento es el mismo que en el caso de onicomicosis, aplicando el láser sobre toda la superficie de la verruga plantar, después que el podólogo haya desbridado la zona. Dependiendo del número de verrugas, se pueden necesitar varias sesiones de láser para eliminarlas por completo.

Zonas de queloide donde los tratamientos de retirada de piel muerta no tiene un efecto duradero en el tiempo. Muy dolorosos e incapacitantes.

hiper
Unidad-laser
pies2

La terapia láser de bajo nivel (LLLT) actúa a nivel molecular donde interfiere sobre el metabolismo celular ya sea estimulándolo o inhibiendolo. Actúa como biomodulador o bioestimulador resultando en efectos terapéuticos: antinflamatorio (por aumento de la microcirculación), reparador o trófico y antiálgico o analgésico.