El pie diabético es, por definición, un pie de riesgo. Esto es debido a que la diabetes provoca alteraciones en el sistema vascular y los nervios periféricos. Esto provoca que el pie diabético sea más susceptible de sufrir infecciones, ya que cualquier herida cicatrizará lentamente debido a la mala vascularización, y no hará daño, debido a la afectación de los nervios, pudiendo provocar úlceras y amputaciones. En Clínica del Pie  Marugán, cuenta con una preparación como enfermera y podóloga para recuperar con la mayor brevedad posible la integridad tisular y cutánea. Con la nueva unidad de laser PODYLAS S30 el tiempo de cura se reduce  notablemente.

CONFIE, LE DAREMOS LOS MEJORES CONSEJOS PARA CONSEGUIR LOS MEJORES RESULTADOS

pie5

Al igual que la diabetes, hay otras enfermedades que afectan la vascularización del pie. Estas son: arteriosclerosis, aterosclerosis, insuficiencia venosa, insuficiencia arterial, aguda o crónica, síndrome compartimental, etc. Estos pies reciben también la calificación de pie de riesgo, ya que cualquier callos o herida son susceptibles a complicaciones.

CONSEJOS PARA EL CUIDADO DEL PIE EN PACIENTE DIABÉTICO